Posteado por: foresamb | marzo 9, 2014

El consumo inteligente de la energía y su uso eficiente

Imagen

 

El 5 de marzo último, se conmemoro el Día Mundial de la Eficiencia Energética, una jornada con la que se pretende incitar a la reflexión sobre el uso que realmente se le está dando a la energía y actuar en consecuencia para poner freno al cambio climático y al calentamiento global, al tiempo que se fomenta el ahorro económico. Ello no significa renunciar a la calidad de vida, sino obtener los mismos bienes y servicios energéticos, pero con menos recursos, minimizando los niveles de contaminación.

Porque hoy resulta indiscutible que una mayor eficiencia energética, junto con el desarrollo de las energías renovables, se traducirá en un crecimiento más racional y sostenible, pero también en una mayor competitividad industrial.

Y es que el consumo inteligente de la energía pasa simplemente por un uso eficiente de la misma. Así lo dejó de relieve Sogama con la publicación, a principios del año en curso, de un manual de buenas prácticas para el ahorro de agua y energía, y la menor producción de basura, y que dirigió a los distintos colectivos sociales, priorizando el ámbito doméstico y familiar.

La guía, a disposición de todos los interesados a través de su página web www.sogama.es, incide, entre otros aspectos, en la compra de electrodomésticos más eficientes y en el uso de bombillas de bajo consumo, que duran entre 8 y 10 veces más que las incandescentes convencionales.

SENCILLOS CONSEJOS FÁCILES DE APLICAR

La Sociedad apuesta por llevar a la práctica pequeños y sencillos gestos tales como apagar la luz cuando se sale de una habitación, mantener una correcta limpieza de lámparas y luminarias, optar por los colores claros en paredes y cortinas, no dejar en stand by los aparatos eléctricos y electrónicos, ubicar el frigorífico lejos de cualquier fuente de calor, cubrir las cacerolas para que los alimentos se cocinen más rápido y planchar la ropa de una sola vez, en lugar de repartir la tarea en varias.

Respecto a la calefacción, insiste en aislar bien las juntas de las ventanas y puertas, utilizar termostatos y relojes programables para regular la temperatura, y abrir las persianas y contraventanas durante las horas de sol para aprovechar el calor.

Y, en cuanto al aire acondicionado, alude a la necesidad de habilitar las unidades en lugares con sombra, en la zona norte de las casas, lo que permitirá utilizar un 10 por ciento menos de electricidad, y no colocar bombillas o televisores cerca del termostato, ya que al detectar el calor de estos aparatos, el aire acondicionado funciona más tiempo del necesario.

Comportamientos básicos y de sentido común que nos permitirán gastar menos energía y, por supuesto, menos dinero.

Fuente: Ecoticias.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: